Ala Moana 40 Años

El Jueves pasado, Ala Moana uno de los surfshop más antiguo del país, celebró sus 40 años

Si bien en esa epoca ya existian algunos surshops en Mar del Plata, Ala Moana Surfshops estubo ahi entre los primeros. Una casa que vendía camisas, mallas floreadas, parafina y trajes de baño en la ciudad. 

Fernando Aguerre uno de sus fundadores hoy con 61 años se encuentra entre las personas mas importantes del deporte en el mundo, creados de la marca de sandalias Reef, presidente de la ISA International Surfing Asociation y uno de los grandes responsables de que en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el deporte forme parte de la élite que compite por una medalla dorada. Pero antes de toda esa historia, hubo sólo una tienda de surf, una de las primeras de Mar del Plata su nombre Ala Moana Surfshop. Que nacio con sus sueño, y asociado a su hermano Santiago Aguerre y su madre Norma Matalia.

Entre otras cosas en 1978, Fernando organizó ademas la primera Asociación de Surf. - “Está prohibido me dijeron y yo dije ‘no me importa, hagamos una Asociación de hecho’”, recuerda. Un año más tarde convenció a un reportero de La Nación de Mar del Plata para que lo sacara en la contratapa del diario, en plena dictadura, con el deporte prohibido en las playas, con un encabezado contra la marea: “Mar del Plata tiene un nuevo título: capital del surf”.

Con la llegada de los campeonatos de la Asociación y negociaciones con las autoridades municipales de turno, la práctica fue liberada en el año 1979 y se establecieron zonas de surf en varias playas de Mar del Plata. Para ese momento, Fernando y su hermano tenían segmentos de este deporte en radio, televisión y en una revista. Pero estaban a punto de dar su paso más importante.

En octubre del ’79 inauguraron Ala Moana Surfshop y para su primer verano al frente del local, el de 1980, eran un éxito. “Éramos un chico de 19, otro de 20 y una madre de 39, ella con una incipiente carrera de abogada, que no teníamos plata”, repasa Fernando la realidad familiar de aquel momento. - “Hicimos una sociedad, mi madre nos dio cheques a 120 o 130 días, plata que ella no tenía, para que pudiéramos empezar a producir” - , cuenta Aguerre. - “No teníamos ningún plan escrito de nada, queríamos un lugar cool, donde la gente se sintiera cómoda” -,  comenta la fórmula del éxito.

Con menos de 20 años arriesgaron a un mundo no explorado por las marcas nacionales, porque el surf era para entonces un lugar desconocido por la mayoría de las empresas, y ganaron. “Hicimos dos cosas, logramos satisfacer una demanda pequeña que había y creamos una demanda más grande. Los primeros trajes de baño que hicimos los trajimos de Brasil y los copiamos. El primer año vendimos 5 mil”, asegura. - “Después Todo lo que fabricábamos lo vendíamos" - , sigue, antes de describir una escena cotidiana. - "Íbamos con mi hermano en unas motos Kawasaki que teníamos a hacer la recorrida por las costureras, volvíamos con los trajes de baño, todos hechos acá, copiados de modelos americanos, telas con flores, camisas hawaianas y, cuando llegábamos al local, ya había cola de gente esperando para comprarlos”. -

“Lo lindo de la historia es que a pesar de todos los vientos y las mareas que vienen en contra, se puede encontrar la forma de avanzar. Yo jamás imaginé que todo esto iba a pasar. Vos no corrés para ganarle al de al lado, lo hacés para llegar”,
explica. "No somos un deporte, somos la cultura de la playa”, dice, esbozando las bases de una filosofía de la que está convencido. - “Trabajo en la ISA hace 24 años y no cobro salario. Todos mis empleados tienen, pero yo lo que tengo es amor y nunca le voy a terminar de pagar al surf lo que me dio”, comparte. Este año el surf debutará como deporte olímpico, iniciativa que impulsó como las primeras brazadas de un sueño y que, según imaginó, serían otros los que lo verían realizado.

“'Del Torreón a Tokio podría ser el título", se ríe Fernando cuando sale el tema e intenta hacer creer que no es para tanto. Y agrega: “Al principio nadie lo pensaba, el Duke (Kahanamoku) lo pidió hace 100 años, trabajamos 100 años para lograrlo, nos dijeron que era imposible, seguimos trabajando y lo convertimos en inevitable. Es exactamente lo mismo que pasó acá hace 40 años, hicimos al surf inevitable”. - 

Este pasado Jueves 09 de Enero de 2020 a la noche, entre amigos, autoridades municipales, surfistas y empresarios del sector Ala Moana, celebró sus 40 veranos. Para Fernando, ese riesgo que corrió hace cuatro décadas fue el primero de muchos que vendrían, que lo harían terminar abriendo un local en California, fundando la marca Reef, convirtiéndose en autoridad mundial de la disciplina, y teniendo un rol protagonista para que el surf se convierta en deporte olímpico.

Para cerrar la noche, los hijos de Flavio Cianciarulo (fundador y bajista de los Fabulosos Cadillac) tocaron los Lost Marplas, banda compuesta compuesta por Coco, Jay y Astor Cianciarullo, tocando la mejor musica al estilo de los 70s. La nueva familia surfera que reside en Mar del Plata desde hace unos anos y aporto al deportes nuevos exponente demostrando un gran nivel de surf. Las nuevas estrella que ingresaron al deporte no solo demuestran un gran talento en el agua, tambien sorprendieron con esta banda de musica retro surfera de los 70s.

Quiksilver Young Guns

Imágenes tomadas en Honu Beach por Brian Bjerrum durante el primer día de competencia

Quiksilver Young Guns

Imágenes tomadas en Honu Beach el 26 de Enero de 2020 por Brian Bjerrum

DESTACADAS
TOKIO 2020

18 clasificados confirmados mediante el tour del campeonato del CT/WSL 2019

JUEGOS OLÍMPICOS DE PARÍS DE 2024

Tahití elegida como la sede para las pruebas de surf

PREMIO TRAYECTORIA 2019

Fernando Aguerre recibe reconocimiento por su trayectoria en su ciudad natal Mar del Plata

CAMPEONATOS
VANS TRIPLE CROWN

Slater se queda con la Triple Corona y pierde las opciones de ir a los Juegos Olímpicos

WSL CHAMPIONSHIP TOUR

El brasilero Italo Ferreira gana el Billabong Pipe Masters y se convierte en campeón de 2019

VANS WORLD CUP OF SURFING

El australiano Jack Robinson se queda con el Vans World Cup y clasifica para el WCT 2020