Muere Jan-Michael Vincent

Muere el protagonista de El Grán Miércoles

"Llegará un día como ningún otro; un día con unas olas tan grandes, un espectáculo de la naturaleza tan grandioso, que borrará todo lo anterior. Y ya nada volverá a ser lo mismo".

La película nos traslada a la California de los años sesenta con sus playas, chicas y fiestas. Ese sueño dorado del que la juventud americana tuvo que despertar con la guerra del Vietnam. California, verano de 1961.

Jack, Matt y Leroy son los reyes de The Point. Tienen chicas, hacen las fiestas más salvajes, duermen en la playa o en sus destrozados coches, viajan a Tijuana y, sobre todo, surfean sobre las olas como los ángeles. Bear, viejo surfista, les cuenta la historia de EL GRAN MIÉRCOLES; ese día, siempre en miércoles, en el que, de improviso, se forman olas enormes; negros muros, tan altos como torres, que cubren el horizonte.

El día que espera todo surfista. Pero tendrá que pasar más de una década, en la que se tendrán que enfrentar al paso de la adolescencia a la madurez, hasta que se les presente la oportunidad de demostrar que todavía pueden ser los mejores, los reyes. Y no la desaprovecharán.

La película no es solo una metáfora del paso a la madurez, también es más ampliamente una celebración nostálgica de una edad de oro mítica e irrevocablemente perdida.

Mientras trabajaban en el guión Milius y Aaberg usaron historias de Samurais, la saga arturiana y Moby Dick como fuentes de inspiración. Milius creó constantemente un aura mítica alrededor de los protagonistas de sus películas: los surfistas del Grán Miércoles son figuras titánicas que parecen encarnar la perfección física, bárbaros que se niegan a aceptar las reglas de la nueva sociedad civilizada.

Tanto secuencia que abre como que cierra El Grán Miércoles presentan a los tres protagonistas que caminan a través de las ruinas de un pórtico en descomposición, como los reyes de una antigua civilización.

Los viejos pasos a la playa personifican la posibilidad de regresar a un lugar sagrado donde aún se mantienen los valores tradicionales, como el heroísmo, el coraje, la lealtad y la amistad.

La celebración nostálgica de la amistad va de la mano con la crítica de la sociedad capitalista e industrial estadounidense contemporánea. De manera similar, en El Grán Miércoles, el océano representa la posibilidad de un regreso a la frontera, el hogar físico y simbólico del "auténtico" carácter estadounidense.

En la película de Milius, los surfistas son los verdaderos pioneros estadounidenses cuyo coraje y heroísmo se forjan por su capacidad de vivir en la intersección entre la naturaleza y la cultura.

El Grán Miércoles, presenta varias referencias al género de western y, en particular, a la película favorita de Milius, The Searchers (1956). Como The Searchers, El Grán Miércoles está compuesto por secuencias especulares en las que los protagonistas entran y salen de la puerta desmoronada de la playa. Milius rinde homenaje explícitamente a The Searchers al elegir a Hank Worden, el actor que interpretó a Mose Harper en el clásico de Ford y en Shopping Cart, uno de los personajes secundarios en El Grán Miércoles.

Milius consideraba el Grán Miércoles como su película más personal y tenía grandes esperanzas en ella. Según una famosa leyenda de Hollywood, El Grán Miércoles fue parte de un intercambio de puntos entre Milius, Lucas y Spielberg, los tres amigos. De hecho Milius y Lucas fueron compañeros de clase en el instituto.

Entre ellos, Star Wars (Lucas) y Encuentros en la tercera fase (Spielbreg) ganarían más de mil millones de dólares, mientras que después de su lanzamiento inicial en 1979, el El Grán Miércoles fue un fracaso tanto de crítica como de ingresos, y solo recuperó su inversión inicial. Algunos comentaristas atribuyeron el fracaso a su excesivo sentimentalismo.

Según el periodista Paul Gross, por ejemplo, los surfistas incondicionales encontraron la película demasiado cursi. Otras posibles explicaciones tenían que ver con el hecho de que a fines de la década de 1970, la herida abierta por la guerra de Vietnam estaba demasiado fresca y el consumo excesivo de alcohol, que es una característica tan importante de la primera parte de la película, había perdido su sabor.

La reafirmación de la cultura del surf que se produjo a fines de los años 70 y 80, sin embargo, hizo que la celebración nostálgica del Grán Miércoles de una cultura de surf "pura" volviera a ser relevante. 

Jan-Michael Vincent falleció, informa el medio, el pasado 10 de febrero como consecuencia de un paro cardíaco en un hospital de Carolina del Norte. Vincent — superviviente de múltiples accidentes de coche, alcohólico, como él mismo reconoció ya arruinado al National Enquirer, declarado culpable por incomparecencia judicial de agresión a su pareja — conoció durante los años 80 el mayor éxito de su carrera como el piloto de helicóptero Stringfellow Hawke. Desde 1984 a 1987 fue el actor mejor pagado de la televisión, al cobrar aproximadamente 200.000 dólares por episodio.

Vincent consiguió ese trabajo se debió, muy en parte, a la carrera que desarrolló la década anterior. Y en esa carrera hay que meter una obra maestra como es El Gran Miércoles, de John Milius, una que explotaría su imagen juvenil y supondría, al mismo tiempo, una increíble premonición sobre la decadencia personal de Vincent, en el papel de Matt Johnson, dios del surf, vagabundo.

 
Iniciar en

Rip Curl Bells Beach Pro
QUIKSILVER OPEN LA PALOMA

ALERTA VERDE PARA EL MIÉRCOLES 22/05

Quiksilver Wetsuits

El surf nunca se detiene...

DESTACADAS
FARM TO YARN

En el Día de la Tierra, Volcom lanza nuevo cortometraje

VOLCOM NEWS

Jack Robinson nuevo integrante del team Volcom

QUIKSILVER WETSUITS

El surf nunca se detiene...

CAMPEONATOS
CORONA BALI PROTECTED

Del 13 al el 25 de Mayo en Keramas

RIP CURL PRO BELLS BEACH

Florence y Medina brillan en una jornada épica en Bells

QUIKSILVER OPEN LA PALOMA

COMENZÓ EL PERÍODO DE ESPERA